domingo, 4 de agosto de 2019

Lo que puedes ver en HISTOBENIDORM


Si tienes interés por conocer la historia de Benidorm, el patrimonio que se puede visitar, sus gentes... este es tu blog. Bienvenido. 
Los temas que podrás encontrar se agrupan en los apartados siguientes:
- AGUA
- BIOGRAFÍAS
- HISTORIA
- LIBROS Y PUBLICACIONES SOBRE SU HISTORIA
- PATRIMONIO QUE PUEDE VISITARSE
- TURISMO

Dentro de cada apartado puedes acceder a cada uno de sus temas pulsando en  VER






AGUA:


  • El agua en Benidorm a lo largo de su historia. VER
  • Cuando Benidorm bebió de la Séquia Mare porque fracasó el suministro de agua potable desde la Font de Carreres en el siglo XIX. VER
  • Una Una rotonda de Benidorm denominada "Séquia Mare"para recordar la importancia del Reg Major de l'Alfàs en Benidorm, la Nucia i l'Alfàs del Pi. VER

  • Los orígenes de la hidroelectricidad en Benidorm y la Marina Baja. VER
  • El Canal Bajo del Algar. VER
  • Los embalses de Guadalest y Amadorio, dos importantes elementos para el suministro de agua a Benidorm. VER
  • El Consorcio de Aguas de la Marina Baja. VER
  • La sequía del año 1978 en VER
  • Los acuíferos de la Marina Baja. El agua subterránea, un recurso clave para el abastecimiento de agua potable y de riego en los municipios turísticos de la VER
  • Breve historia de la depuración de las aguas residuales en Benidorm VER
  • Agua potable y saneamiento en Benidorm VER
  • AGUA Y TURISMO en el día mundial del turismo. El consumo de agua en  Benidorm y la Marina Baja y su turismo sostenible. VER



BIOGRAFÍAS
  • La calle Tomás Ortuño de Benidorm y el personaje Tomás Ortuño Orts VER
  • COSME BAYONA FUSTER, médico y personaje destacado de Benidorm en la primera mitad del siglo XX procesado por masonería VER
  • Curriculum vitae de PEDRO ZARAGOZA ORTS VER
  • El almirante  JULIO GUILLÉN TATO y Benidorm VER
  • VICENTE LLORCA ZARAGOZA un benidormense destacado en el mundo de la cultura (1ª parte).  VER
  • VICENTE LLORCA ZARAGOZA un benidormense destacado en el mundo de la cultura (2ª parte). VER 
  • José Miñana Pérez, un ciudadano estadounidense alcalde de Benidorm y "Master Mariner any ocean".
     VER



HISTORIA
  • Sobre los orígenes de Benidorm. VER
  • Benidorm y sus antiguas vías de comunicación terrestre. Los caminos del pasado: las rutas de los antiguos iberos, embrión de las actuales. VER
  • Intentos de traducir el texto ibérico de un fragmento cerámico del Tossal de la Cala de Benidorm VER
  • La Guerra de los dos Pedros (1356-1365) y sus repercusiones en Benidorm y la Marina Baja. VER
  • Piratas, corsarios y defensa del litoral  del Reino de Valencia. VER
  • Aranjuez, 8 de mayo del año 1654: Felipe IV autoriza a Beatriz Fajardo de Mendoza a heredar el señorío de Benidorm. VER 
  • La carta puebla de Benidorm de 1666 (1ª parte)VER
  • La carta puebla de Benidorm de 1666 (2ª parte)VER
  • La carta puebla de Benidorm de 1666 (3ª parte)VER
  • Polop y Benidorm hace 350 años: constitución del Riego Mayor del Alfaz y creación del municipio de Benidorm. VER 
  • Año 1668: Un censal de 4.000 libras para continuar la repoblación de Benidorm y Polop (1ª parte) VER
  • Año 1668: Un censal de 4.000 libras para continuar la repoblación de Benidorm y Polop (2ª parte) VER
  • Un día en la vida de Benidorm en el año 1687: Rodrigo Baltasar de Puigmarín y Fajardo toma posesión del señorío. VER
  • La cala de Finestrat en los siglos XVII y XVIII. VER
  • Benidorm, 1740:  un barco a la deriva, un conflicto de competencias y un milagro. VER
  • Agricultura, sequías, huracanes y granizadas en el Benidorm del siglo XVIII. VER
  • L'Alfàs de Baix o L'Alfàs de Benidorm: una partida rural clave en la creación de Benidorm en 1666 y corazón agrícola del Benidorm tradicional. VER
  • El "hospital de pobres" de Benidorm, una institución caritativa de Benidorm en los siglos XVIII y XIX. VER
  • AbdelKader, el patriota argelino del siglo XIX que luchó contra la colonización francesa, pudo haber nacido en Benidorm según la prensa española de 1845. VER
  • El  ferrocarril de vía estrecha de Alicante a Denia, "El Trenet de la Marina", cumple 100 años en 2014.VER 
  • Últimos días de la Guerra Civil en Benidorm: un bombardeo destruye dos casas el 29 de marzo de 1939. VER 
  • Polop y Benidorm a lo largo de la historia.VER
  • El arte de la almadraba según el arráez  de Benidorm Jaime Pérez Zaragoza. VER
  • Benidorm y las almadrabas. VER
  • El escudo del municipio de Benidorm, imagen oficial de la ciudad turística. VER
  • La cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, un elemento importante en la historia religiosa de Benidorm. VER
  • Las inundaciones de 1971 en Benidorm, una catástrofe previsible.   VER
  • "La Taula del Bon Profit" de Benidorm, una asociación muy peculiar e influyente fundada en 1972. VER




LIBROS Y PUBLICACIONES sobre la historia de Benidorm


  • Un libro sobre la historia de BENIDORM antes del desarrollo turístico. VER
  • Beatriz Fajardo y la primera edición de su Carta Puebla de Benidorm. VER 
  • Benidorm 1812-2012, apuntes para un bicentenario. Un libro sobre la Guerra de la Independencia en Benidorm. VER
  • Historia de Benidorm en los siglos XIX y XX según Vicente Llorca:  1. Aspectos demográficos del Benidorm tradicional. VER
  • Historia de Benidorm en los siglos XIX y XX según Vicente Llorca:   2. Religiosidad en el Benidorm tradicional: la iglesia de Sant Jaume y la ermita de Sanz. VER
  • Historia de Benidorm en los siglos XIX y XX según Vicente Llorca:   3. Actividad corsaria y contrabandista en Benidorm en los siglos XVIII y XIX. VER
  • Historia de Benidorm en los siglos XIX y XX según Vicente Llorca:   4.  Benidorm señorío secular, el agua potable y el Riego Mayor del Alfaz. VER
  • Historia de Benidorm en los siglos XIX y XX según Vicente Llorca:  5. Comunicaciones terrestres, organización administrativa y Aduana de Benidorm, actividad económica. VER
  •  Historia de Benidorm en los siglos XIX y XX según Vicente Llorca:  6 Marinos ilustres de Benidorm. VER
  • Historia de Benidorm en los siglos XIX y XX según Vicente Llorca:  7 Comunicaciones terrestres, Organización administrativa y Aduana de Benidorm,  Actividad económica.  VER
  • Historia de Benidorm en los siglos XIX y XX según Vicente Llorca:  8  Personajes ilustres de Benidorm. VER
  • Historia de Benidorm en los siglos XIX y XX según Vicente Llorca:  9 La educación en el Benidorm de principios del siglo XX, El primer turismo y La política local  VER
  • Historia de Benidorm en los siglos XIX y XX según Vicente Llorca: 10  Un día en la vida de Benidorm. VER 
  • Un libro sobre Benidorm durante la Segunda República y la guerra civil (1931-1936).   VER
  • Un libro de fotografías de Benidorm en las décadas de 1950 y 1960: "El Benidorm de Quico Su mirada y su voz".  VER





PATRIMONIO que puede visitarse en Benidorm


  • El castillo de Benidorm, un importante elemento de la defensa del litoral valenciano y una de las claves de la existencia de la ciudad. VER
  • La plaza del Castillo y el arco de la plaza Castelar de Benidorm, dos testigos de la historia de esta población. VER
  • La torre de Les Caletes de Benidorm. VER
  • La torre denominada de Morales. VER
  • Un aljibe de Serra Gelada, ejemplo de elemento hidráulico de la agricultura tradicional y de destrucción del patrimonio. VER
  • La compra de la ermita de Sanz o Sanç en 1985 VER
  • Benidorm: recuperan el cepo de un ancla romana. VER
  • El poblado ibérico del Tossal de la Cala de Benidorm ¿una fortificación romana? VER
  • Últimas excavaciones arqueológicas en el Tossal de la Cala de Benidorm y el hallazgo de la muralla de un fortín romano, o castellum, de la época de Sertorio, siglo I a.C. VER 
  • La defensa de Benidorm: los bunkers de la GUERRA CIVIL. VER
  • La isla o islote de Benidorm: mitos y realidades, historia y leyendas. VER
  • El puerto y el club náutico de Benidorm. VER
  • La Plaza de la Cruz de Benidorm con su cruz de término desaparecida y la palmera   VER
  • Historia de la partida de Lliriet, un rincón de Benidorm de gran valor histórico, medioambiental y etnológico y un patrimonio amenazado.  VER
  • "El trenet" de ESA hasta el año 1965, un patrimonio histórico y monumental de la Marina Baja VER
  • Una antigua fotografía de la playa de Poniente de Benidorm antes del boom turístico y la historia de un puente sobre el barranco de la Foia del Bol, próximo al hotel Marconi  VER


TURISMO


  • Recorriendo el barranco de Polop que durante siglos ha permitido la supervivencia de Polop, La NUCIA, l’Alfàs del Pi y Benidorm. VER
  • Imágenes turísticas en blanco y negro: Verano de 1977 y 1978 en Benidorm.  VER
  • Imágenes turísticas en blanco y negro: ¡Ay!, los turoperadores. VER
  • Imágenes turísticas en blanco y negro. Oficios superados: el guía VER
  • Imágenes turísticas en blanco y negro. “Los Rodríguez”, una aportación del turismo VER
  • Imágenes turísticas en blanco y negro: Los Inspectores de Turismo. VER
  • Fredo Marvelli y los alemanes en el Benidorm de 1950 a 1970.  VER
  • El Gran Hotel Delfín, símbolo de los primeros años del turismo de Benidorm. VER 

sábado, 3 de febrero de 2018

La calle Tomás Ortuño de Benidorm y el personaje Tomás Ortuño Orts



Los actuales trabajos para continuar la conversión de una parte de la calle Tomás Ortuño en peatonal han suscitado comentarios por los cambios que ha implicado en el tráfico rodado, que ya antes resultaba complicado. Según informaba Antonio Pérez, alcalde de Benidorm, con estas obras la calle ofrecerá mejor accesibilidad y seguridad a los peatones, una nueva pavimentación en la que se han eliminado barreras arquitectónicas y el arbolado además de una renovación de la red de conducciones de agua.
Se trata de una calle que fue importante en el Benidorm tradicional, que continuó siéndolo en el Benidorm de Pedro Zaragoza (Mercado Central, Almacenes Zaragoza, Grupo Escolar Leonor Canalejas, etc.) y que es probable que ahora, con esta segunda fase de la peatonalización,  gane actividad comercial y de ocio.
A raíz de estos hechos me pareció interesante recordar algunos datos históricos sobre dicha calle y el ilustre benidormense que le dio nombre.

Francisco Amillo


Año 1967: dos edificios del nuevo Benidorm surgido por el impulso de Pedro Zaragoza: a la izquierda los Almacenes Zaragoza y a la derecha el nuevo Mercado Central. En el centro una escena del Benidorm tradicional: la comunión de los enfermos. Fotografía cedida por La Barqueta.





La calle de Tomás Ortuño
El Benidorm que en 1666 fundó Beatriz Fajardo de Mendoza era muy pequeño. Su muralla creaba un recinto urbano con capacidad para unas cincuenta casas según había indicado Luis Fajardo unos cien años antes. Esta muralla iba por la Plaça del Torrejó, seguía por la calle de Carmela Martínez y acababa de rodear el pueblo por la calle Quatre Cantons finalizando en el acantilado del poniente de Canfali.
Desde el siglo XVIII el Benidorm tradicional experimentó un gran crecimiento demográfico que se tradujo en una expansión del casco urbano fuera de sus murallas. Los límites de esta expansión fueron la Plaça de la Creu y la calle que hoy denominamos Passeig de la Carretera. Esta última, a finales del siglo XIX, se denominaba Marqués de Comillas y tenía casas a ambos lados pero las del lado norte marcaban el final del pueblo ya que a continuación se extendían campos de cultivo. Pero había una excepción: el barrio del "Calvari".

Fotografía de 1938 que nos muestra cómo el casco urbano del Benidorm tradicional fuera deCanfali estaba limitado al norte por el Passeig de la Carretera y al este por la Alameda. Ambas confluyen en la Plaça de la Creu, el final de la población. Fuera de este espacio, al lado este de Tomás Ortuño, se extendía el barrio del Calvari que llegaba hasta la calle de la Parra; a partir de ella y hasta la estación había muy pocas viviendas. El lado oeste de la calle Tomás Ortuño  era en su mayor parte tierra de cultivo.


 Este barrio se articulaba en torno a una calle principal que, como explica Pasqual Almiñana, se cita en la documentación desde el año 1803. Recibía el nombre de Calvari porque antiguamente estaba jalonado con las estaciones del Via Crucis, aunque éstas ya no existían a mediados del siglo XIX. Esta calle se iniciaba a partir del Passeig de la Carretera, punto que se denominaba "Boca del Calvari". Ahí arrancaba también un azagador que llevaba hasta la partida de "Els Tolls". Paralelas a ella, en el lado de levante, surgieron las calles de la Palma (citada desde 1808) y Sant Roc (citada desde 1813). Las tres eran cortadas por otras seis calles transversales que las comunicaban entre sí (Molí, Biga, Assumpció, Tarongers, Olivera u Olivos y Parra). Este conjunto de calles constituía el Barri del Calvari, que en algunos documentos se denomina arrabal, es decir barrio fuera del recinto o sitio extremo de una población, nombre adecuado ya que tres de sus cuatro lados estaban rodeados de campos de cultivo [1].

La calle de Tomás Ortuño en la década de 1950. La calle estaba sin asfaltar y en su lado oeste se aprecia un tramo sin cubrir del brazal de la Séquia Mare. Un niño de pocos años se ahogó en ella y Pedro Zaragoza ordenó cubrirla por completo. En la aparición de este barrio del Calvari pudo influir la existencia del ramal de la Séquia Mare que bajaba por la calle del Calvari y que permitía llenar los aljibes domésticos.


El desarrollo de esta calle vino a finales del siglo XIX cuando se construyó la carretera entonces denominada de Benidorm a Pego y que se iniciaba precisamente en la Boca del Calvari, en la confluencia con la carretera Murcia Valencia construida en 1868 y que dentro del Benidorm de la época seguía teniendo el mismo trazado que el antiguo Camino Real de origen medieval.

Aspecto que presentaba hacia el año 1900 la casa de l'Hort Colón, actual museo, y la calle de Tomás Ortuño, denominada entonces del Calvari. Se observa que estaba sin asfaltar y era más estrecha que en la actualidad


La importancia del tráfico de esa carretera que enlazaba con la Nucia, Polop y el interior de la provincia, motivó que a principios del siglo XX se sintiese la necesidad de ampliar el primer kilómetro de dicha vía, que correspondía precisamente a la calle del Calvari. Para ello fue preciso expropiar y derribar algunas casas del lado de poniente. Lo sabemos gracias al acta del pleno municipal del 16 de febrero del año 1908 donde se indica que se habían aprobado las indemnizaciones a los propietarios expropiados por valor de 13.441,12 pts.
La medida fue útil ya que a partir de 1914 la puesta en marcha del Ferrocarril de la Marina, denominado ESA (Estratégicos y Secundarios de Alicante) reforzó la importancia de esta ruta, camino obligado para ir hasta la estación. Carruajes y tartanas primero y luego vehículos a motor se encargaban de llevar y traer personas y mercancías hasta dicha estación. El desarrollo de la actividad turística a partir de la década de 1930 incrementó el tráfico de personas por esta carretera.
Para los benidormenses se convirtió en un paseo para los domingos, según explicaba Vicente Llorca: "A primeras horas de la tarde la gente, muy endomingada, paseaba camino de la estación del ferrocarril, costumbre común con el resto de los pueblos españoles que disponía de ella".
Otro dato que añade ese autor se refiere a la Boca del Calvari: "En las mañanas domingueras solían acudir a la Boca del Calvari, con sus trajes o blusas negros, algunos con los sombreros atornillados a las cabezas, usando la mayoría alpargatas con cintas negras, los hombres llanos del pueblo, engrosado el grupo con gente procedente, unos de las huertas y otros del Alfàs de Baix, con el fin de charlar, pagar rentas, discutir sobre tasaciones de algún bancal [...] o sobre el riego de Polop [Séquia Mare], disgregándose todos al mediodía para regresar a sus casas". [2] .

Uno de los vehículos que a través de Tomás Ortuño hacía el trayecto Benidorm-estación de ferrocarril era éste, propiedad de la familia apodada Rosera. En un lateral llevaba escrito el rótulo "Hospedaje Rosera". Sobre él escribió Vicente Llorca: "Con el paso del tiempo, los coches de caballos fueron sustituidos por los vehículos a motor. Vieja estampa de este medio de locomoción lo constituía el denominado "Hospedaje Rosera", digno de haber figurado en un Museo del Automóvil".

La calle Tomás Ortuño hacia 1940. El primer edificio de la derecha era la fábrica de Mosaicos de Olcina; en el solar que ocupaba está hoy día el edificio del Centro de Salud.

En el solar que vemos a la derecha de la imagen, tomada hacia 1950, está edificado hoy día el Mercado Municipal [3].


En la citada acta del 16-2-1908 se indicaba que la ampliación de la calle del Calvari se había producido por las gestiones del hijo de Tomás Ortuño, el ingeniero Emilio Ortuño Berte, que entonces ocupaba el cargo de "Subsecretario de la Presidencia del Consejo de Ministros". Por esa causa en la sesión del pleno del 12 de abril de ese mismo año el alcalde indicaba que las expropiaciones de la calle del Calvari y de la calle Marqués de Comillas (actual Passeig de la Carretera) se cobrarían el 5 de mayo próximo y que se iniciarían las obras. También esto se debía a las gestiones de Emilio Ortuño por lo que proponía cambiar el nombre de calle del Calvari por el de tan ilustre benefactor de Benidorm. El pleno aprobó su propuesta e informó por carta a Emilio Ortuño. La respuesta del interesado fue agradecer el gesto del Ayuntamiento pero rechazando que pusieran su nombre a la calle. Por eso el 26 de dicho mes el consistorio decidió ponerle el nombre de su padre Tomás Ortuño Orts.
El Diario de Alicante del 29 de julio de 1908 contaba así la ceremonia de poner las placas con el nuevo nombre:
"La antigua calle del Calvario, principio del barrio de ese nombre, se ha transformado en una ancha y hermosa vía, en virtud del derribo de las fincas expropiadas para el conveniente ensanche de la carretera de Benidorm á Pego. El Ayuntamiento, queriendo perpetuar la memoria de los hijos ilustres de esta villa y al mismo tiempo rendir tributo de gratitud por el interés que en los asuntos de este pueblo se toma el Excmo. Sr. D. Emilio Ortuño, actual Director General de correos y telégrafos, ha dado el nombre de su meritísimo padre, de «Tomás Ortuño», á la calle mencionada.
La colocación de los rótulos blancos en fondo azul como los nuevos en las principales poblaciones, se efectuó el 25, tuvo los caracteres de una manifestación de simpatía y respeto para los hijos de don Tomás, ausentes en tan memorable acto por ineludibles deberes de los importantes cargos que desempeñan.
Llevó la representación de la familia el popular excalde demócrata D. Vicente Zaragoza Soria [propietario del Huerto de Colón], quien dió las gracias en nombre de aquélla al Ayuntamiento y á todos los que con su presencia rendían un homenaje de admiración y cariño á tan distinguida familia."

En primer plano, a la izquierda, la carretera Benidorm-Pego que hoy es el tramo final de la calle Tomás Ortuño. Cruza con Alfonso Puchades-Jaume I (en ese momento era la circunvalación de Benidorm) y continua hacia la estación del ferrocarril y hacia Polop. El sector que aquí vemos, a partir del cruce, es la actual avenida de Beniardá. Se observan las nuevas construcciones y también tierras de cultivo con una masía que antes de las transformaciones causadas por la actividad turística  estaba alejada del casco histórico pero que acabó absorbida por el actual casco urbano.


Principios de la década de 1960 mostrando el asfaltado de la calle Tomás Ortuño  según una fotografía de  Francisco Pérez Bayona, "Quico". La calle de la derecha es la Garita. Publicada en la web del Ayuntamiento  de Benidorm el 3-1-2018.


Quico fotografiando las obras de Tomás Ortuño cincuenta años después. Web municipal del 3-1-2018.







Biografía de Tomás Ortuño Orts (1829-1908?).
Hay poca información publicada sobre este personaje y no he podido localizar ninguna fotografía suya. Su importancia para Benidorm fue escasa ya que pasó la mayor parte de su vida fuera de su pueblo natal. Sólo se pensó en él cuando su hijo Emilio Ortuño renunció a que su nombre figurase en el callejero. A él si que tenían interés en homenajearlo ya que además de haber influido para la ampliación de la calle Tomás Ortuño, ya comentada, influyó en los trámites para la construcción del puerto de Benidorm, gestión que tuvo éxito. También hizo gestiones para la construcción del Canal del Algar ya en 1915 pero aquí no consiguió resultados efectivos. Además hizo servir su influencia para emplear en organismos oficiales (sobre todo Correos y Telégrafos) a varias personas de Benidorm, lo que incrementó su popularidad.

En la página web geneanet [4] se indica que Tomás Ortuño Orts nació en Benidorm el 25-12-1829, siendo bautizado al día siguiente en la iglesia de Sant Jaume que entonces era la única del municipio. Sus padres eran el teniente de navío Gaspar Ortuño Vives (1802-?) y Manuela Orts (1805-?).
Como fecha de defunción de Tomás Ortuño la mencionada web sólo indica que acaeció en el año 1921, a la edad de 92 años, sin indicar día ni mes. Esta afirmación, sin embargo, es errónea en mi opinión ya que entra en contradicción con otros testimonios, entre ellos el acta del pleno del Ayuntamiento de Benidorm del 26-4-1908 donde se indica que ya había fallecido y que en mi opinión es una afirmación totalmente fiable.

Sabemos que contrajo matrimonio en 1864 con Zoe Berte. Entre sus hijos destacó el mayor, Emilio Ortuño Berte (1862-1936) que también tiene una calle en Benidorm. Otros frutos del matrimonio fueron Manuela Ortuño Berte (1864-?), Alberto Ortuño Berte (1865-1948), Jorge Ortuño Berte (1872-?) y Nina Ortuño Berte (1887-?). Su esposa había nacido en Orán y allí nació también Emilio, su hijo mayor.

En el Diario de Alicante del 29-7-1908 se ofrecen algunos datos biográficos de este personaje. Se indica que ingresó en la carrera consular en Orán y que fue cónsul de España en Burdeos, Liverpool y el Havre y también cónsul general de China y Hamburgo.
Desempeñó la Dirección de Comercio del Ministerio de Estado en cuyo puesto fue galardonado con la Gran Cruz de Isabel la Católica. Tenía además la Legión de Honor de Francia, la cruz de Cristo de Portugal, la corona de Italia y otras condecoraciones.
El mencionado diario indicaba que "era un escritor culto y correcto de quien dijo, estando en Hamburgo, Eusebio Blasco: «El señor Ortuño, cónsul general aquí, es de los que nos honran y ponen muy alto el nombre del país»". En el Diccionari de Benidorm Rafael Alemany informa que fue autor de varios libros, destacando el "Reglamento de contabilidad de los consulados de España" y "Aranceles para los consulados españoles". Fundó también el "Boletín Oficial del Ministerio del Estado", interesante por recoger las memorias consulares. Además fue responsable material de la redacción de la obra "Derecho consular de España" aunque se publicó con el nombre de Eduardo Toda. De su estancia en China dejó un informe titulado "España en el Celeste Imperio" donde explica el comercio Europeo con la potencia asiática y la nula participación española: "No por sabido dejaré de consignar una vez más que carecemos de comercio directo entre China y demás países del extremo Oriente y España; pues así, repitiéndolo, quizá llegue el día en que nuestros comerciantes, navieros é industriales se decidan á acudir á este vastísimo campo, en donde no existen privilegios para nadie, sino los que resultan de la propia fuerza é iniciativa [...]
El comercio hispano-chino es solo con Filipinas, y tiene por base principalísima la emigración de jornaleros (culis)" [5].

Según escribió Vicente Llorca intervino en 1880, siendo Cónsul General de España en Liverpool, en la compra de uno de los buques de mayor tonelaje de la marina mercante española, el "Rossmore", propiedad de  la Compañía inglesa “Mac Andrews". Fue adquirido por la empresa "A. Folch y Compañía", popularmente denominada "Naviera Gallart"  que lo rebautizó con el nombre de "Colón". La compra se realizó también por consejo de otro benidormense y primo-hermano de Tomás Ortuño, Vicente Zaragoza Ortuño que fue su capitán. El rótulo del navío aún existe en el museo de l'Hort Colón [6].

No sabemos con certeza cuándo falleció Tomás Ortuño. Como ya he indicado parece a todas luces errónea la fecha de 1921 que se da para su muerte porque hay pruebas de que se había producido antes. El ya citado Diario de Alicante del 6 de noviembre de 1915 reseñaba en una necrológica el traslado en ferrocarril de los restos de los esposos Tomás Ortuño y Zoe Berte para ser enterrados en Benidorm. Sabemos que Tomás ya había fallecido en 1908 pero no se indica por qué se hace el traslado como mínimo siete años después de su muerte. Tal vez se produjo poco después del fallecimiento de su esposa, aunque desconocemos ese detalle. Según informaba el citado diario:  "De Madrid llegaron los restos mortales de los padres del director de Comunicaciones Sr. Ortuño para trasladarlos a Benidorm donde esta tarde han sido depositados en el panteón de la familia."
Indicaba además el diario que a la estación de Alicante acudieron a recibir la urna numerosas personalidades. Representaba a Benidorm el jefe de la central de Alicante de la Compañía Interurbana de Teléfonos que era Miguel Orts Foraster. También acudieron Vicente Zaragoza Soria, Manuel Llorca Orts, Eduardo Llorca Castells y Nicolás Morales Orts así como representantes de los cuerpos de Correos y Telégrafos.
Desde la estación de vía ancha llevaron la urna funeraria de los esposos Ortuño-Berte hasta la estación de la Marina, el inicio del ferrocarril de vía estrecha, conocido como "el trenet", que la conduciría hasta Benidorm. Allí sus restos fueron despedidos por más personal de Correos y Telégrafos.

Fueron inhumados en el panteón familiar de los Ortuño que aún se conserva en el antiguo cementerio Virgen del Sufragio. El Ayuntamiento se encarga de su mantenimiento porque Gaspar Ortuño Orts, hermano de Tomás Ortuño Orts, había regalado al municipio, en el año 1908, un edificio de tres plantas de su propiedad para que fuese la casa consistorial. Estaba situada en la confluencia del Passeig de la Carretera (entonces calle Marqués de Comillas) y Tomás Ortuño. Actualmente el Museu Boca del Calvari ocupa su lugar.

Fotografía de la casa de tres plantas que Gaspar Ortuño Orts entregó en 1908 al municipio de Benidorm y que durante muchos años fue la sede del Ayuntamiento. Fuente: Diccionari de Benidorm.

 
Fotografía de la Boca del Calvari con el edificio del Ayuntamiento en cuyo lugar está hoy el Museu Boca del Calvari.

  

NOTAS:

[1] ALMIÑANA OROZCO, P.: Els topònims de Benidorm, pag. 118 y ss.
[2] Publicado por AMILLO ALEGRE, F.: La Segunda República y la Guerra Civil en Benidorm (1931-1939), pág. 51-61.
[3] Esta imagen y las tres anteriores proceden del libro "Benidorm Recopilación fotográfica" publicado en 1985 por la Comissió de Festes Patronals de dicho año.
[4] (https://gw.geneanet.org/yvesdemenorval?lang=en&n=ortuno+y+orts&oc=0&p=tomas)
[5] ORTUÑO ORTS, T. "España en el Celeste Imperio", Revista de Geografía Comercial, 31 de enero de 1887 / Biblioteca nacional de España.
[6]  [7] LLORCA ZARAGOZA, V. en HISTOBENIDORM: https://histobenidorm.blogspot.com.es/2014/08/historia-de-benidorm-en-los-siglos-xix_1.html
  

sábado, 4 de noviembre de 2017

COSME BAYONA FUSTER, médico y personaje destacado de Benidorm en la primera mitad del siglo XX.



Francisco Amillo Alegre



Junto al mar y en el casco antiguo de Benidorm está la Plaça del Torrejó (Plaza del Torreón), cuyo nombre nos recuerda que hasta allí llegaban las murallas de la primitiva villa. En esta plaza confluyen tres calles dedicadas a tres personas relacionadas con la sanidad de Benidorm. Dos representan el mundo tradicional, anterior a la ciudad turística surgida a partir de 1960. Son las calles Carmela Martínez y Metge en Cosme Bayona. La tercera calle relacionada con la Medicina es Metge Pérez Martorell, dedicada a José Pérez Martorell (1925-2017), un conocido y galardonado neuropsiquiatra. Pero este médico es de una generación que pertenece al Benidorm turístico: fue en 2010 cuando se puso su nombre a la antigua calle Ricardo.



La calle de Carmela Martínez se extiende desde la Plaça del Torrejó hasta el Carrer Major. Su nombre nos recuerda a una "sanadora" de Benidorm, Carmela Martínez Orts (1854-1938). Los sanadores eran unos personajes muy peculiares que, sin ninguna formación académica, se dedicaban a curar algunas enfermedades o dolencias porque se suponía que tenían ese don. Cada uno tenía su propia habilidad y la de Carmela Martínez era tratar las hernias, sobre todo de los niños. No cobraba nada a cambio. En esa época la solución quirúrgica estaba al alcance de pocas personas y ella curaba a los niños "trencats" (así se denominaba a los herniados) vendando la hernia. A su domicilio acudían personas de Benidorm y de los pueblos vecinos. El 17 de mayo de 1936 el pleno del Ayuntamiento de Benidorm aprobó por unanimidad premiar su trabajo humanitario durante más de cuarenta años dando su nombre a la calle de Sant Antoni, donde había vivido [1]. Consta en la documentación que se pagaron 75 pts. por "placas rótulos calles Gabriel Miró y Carmela Martínez" [2]. Es probable que al finalizar la guerra civil volviera a ser Sant Antoni eliminando el nombre de Carmela Martínez por haber sido puesto por los republicanos aunque no ha quedado constancia de ello en la documentación. Lo que sí está claro es que el 7 de enero de 1956, siendo alcalde Pere Zaragoza, se puso su nombre de nuevo.

También confluye en la Plaça del Torrejó la calle dedicada al médico Cosme Bayona  Fuster, conocido en Benidorm como "Don Cosme", el personaje a quien está dedicado el presente artículo. En la Revista Oficial de las Fiestas Mayores Patronales (ROFMP) de 1975, diez años después de su muerte, se publicó un breve artículo sin firma pero que es interesante por los datos que aporta [3]. En el Archivo Municipal de Benidorm, investigando para mi libro de Benidorm durante la Segunda República y la guerra civil, encontré muchas referencias a su actividad, lo cual me confirmó lo que verbalmente me habían dicho varias personas: fue un personaje muy influyente en la vida de nuestro pueblo. Por eso he redactado el presente trabajo. Espero que aproveche para dar a conocer a las actuales generaciones a este polifacético benidormense, muy activo en la política de su pueblo y que como médico tuvo que combatir enfermedades actualmente desaparecidas en nuestra ciudad porque era un Benidorm muy diferente al actual.




1. Reseña biográfica.
Cosme Bayona Fuster (Benidorm 3-5-1886 / Valencia 22-12-1965) nació en una familia de fuerte tradición marinera. No en vano era "descendent directe del patró Antoni Bayona, que el 1740 va rescatar de la mar la nau a la deriva on es trobaria la imatge de la Mare de Déu del Sufragi, patrona de la ciutat" [4]. Su padre, Pedro Bayona Bayona, era capitán de la marina mercante y se distinguió en  1898 porque con el barco "Isla de Luzón" de la "Compañía Trasatlántica Española" consiguió burlar el bloqueo al que estaba sometido el puerto de Manila por la marina de los Estados Unidos. 


Barco "Isla de Luzón" de la "Compañía Trasatlántica Española" con el que Pedro Bayona  burló el bloqueo al que estaba sometido el puerto de Manila por la marina de los Estados Unidos

Su madre Vicenta Fuster Orts también pertenecía a una familia muy arraigada en Benidorm. Pero sus hijos Pedro y Cosme no continuaron la tradición marinera de la familia Bayona y los dos se dedicaron a la Medicina. Cosme hizo sus estudios de bachillerato en una academia de la Vila Joiosa y obtuvo el título de bachiller en el instituto de Alicante. Estudió Medicina en la Universidad de Valencia, donde se licenció en 1908, e hizo el doctorado en la Universidad de Madrid en 1909.
Al finalizar sus estudios empezó a ejercer la medicina y su primer destino fue el de médico titular de Benitatxell, donde permaneció hasta el año 1912. Su objetivo era acercarse a Benidorm por lo cual aceptó ser médico titular de l'Alfàs del Pi. Esto le permitió vivir en su pueblo aunque tuviera que desplazarse todos los días al pueblo vecino: "Aunque pernoctaba en nuestro pueblo, diariamente se trasladaba a Alfaz, utilizando una tartana tirada por una jaca, estampa pintoresca que aún recuerdan algunos" [3].
Años más tarde cambió el carruaje por un automóvil. Sabemos que en 1931 ya disponía de un Ford porque su nombre aparece en el Archivo Municipal en el "Padrón formado para pago de la Patento Nacional de circulación de Automóviles" aunque no se indica la potencia en CV de su vehículo, cosa que sí que se hace con el otro médico de Benidorm, Miguel Martorell Lloret, propietario de un Ford de 14 CV [5].

Entre 1914 y 1916, según el ya citado artículo de la ROFMP, estaba ejerciendo la Medicina en Benidorm de forma privada. Indica también que en esas mismas fechas su hermano Pedro fue nombrado alcalde de Benidorm. Era el médico municipal y al ser este cargo incompatible con la alcaldía, renunció a él. Cosme ocupó su plaza la cual, según informaba el "Diario de Alicante" del 22-9-1916, tenía un sueldo de 1.500 pts anuales.
Una consulta al Archivo Municipal para precisar más estos datos me permitió comprobar que no se conservan las actas de las sesiones plenarias de esos años por lo cual no puedo ofrecer fechas exactas. Se conserva el libro de “Quintas y milicias” [6] que nos permite saber que el 12-6-1915 era alcalde Miguel Pérez Llaudés y que el 2-1-1916 lo era Pedro Bayona Fuster; su nombramiento de alcalde está por lo tanto entre esas dos fechas. También gracias al mencionado libro sabemos que el 5-3-1916 Cosme Bayona ya era médico municipal encargado de la revisión de los reclutas de ese año.

El médico Cosme Bayona Fuster. Fuente: ROFMP de 1975 y Diccionari de Benidorm.


El mismo año 1916 el Dr. Bayona contrajo matrimonio con Rosario Fuster Orts, miembro de una familia que, como la suya, estaba arraigada en Benidorm desde hacía siglos. Además, era una familia de ideología conservadora. El matrimonio tuvo dos hijos, Pedro (Benidorm 14-4-1918 / Reus 31-3-2005), que fue médico como su padre, y Manuel (Benidorm 1920 / Valencia 10-6-2017) que fue notario. Además tuvieron una hija, Vicenta (Benidorm 1923), que todavía vive en Valencia.

El 17 de octubre de 1917 se produjo un hecho insospechado y trágico: la desaparición en la mar de Pedro Bayona. Estaba pescando cerca de la isla acompañado de dos pescadores y nunca se ha sabido por qué causa desapareció su barca sin dejar rastro de ningún tipo. Las explicaciones de los vecinos fueron muy variadas. Algunas con muy poca lógica, como por ejemplo que habían huido al Norte de África. Otras más probables que iban desde un golpe de viento hasta un accidente con un barco de guerra o un submarino alemán. Esta última no era una hipótesis disparatada. Eran los años de la Primera Guerra Mundial y algunos sumergibles del Reich navegaron cerca de Benidorm y hundieron barcos mercantes de los aliados. Hay informaciones de los diarios sobre ataques y hundimiento en el mes de mayo. Hubo más ataques, llegada de lanchas de náufragos a Benidorm e incluso el hallazgo de una caja con explosivos y un torpedo "en excelente estado" cerca de Benidorm [7]  en el mes de diciembre de ese año. Estos hechos evidencian que debido a los ataques navales había un peligro real para los marineros.

"El Pueblo: diario republicano de Valencia" (14/12/1917).  El actual puerto de Benidorm se empezó a construir en 1919 por tanto lo que el artículo denomina "puerto" no puede referirse a él;  tal vez indicaba la playa (de Levante y sobre todo de Poniente) donde se varaban las barcas.


La desaparición de Pedro Bayona Fuster fue un hecho comentado en varios diarios de la época. Así lo publicaba "La correspondencia de Valencia" del 21-10-1917: "Dicen en Benidorm que entre el vecindario reina gran emoción por la suerte que pueda haber corrido su alcalde don Pedro Bayona y dos marineros que, juntamente salieron con él á pescar. Han transcurrido cuatro días, sin saber absolutamente nada de ellos, y se teme, con sobrado fundamento, hayan naufragado. El señor Bayona salió con los dos marineros en una lanchilla motora. El día éste [el 17] desde Benidorm se les estuvo viendo en el horizonte; pero llegó un momento en que desaparecieron y no ha vuelto á saberse más. Varias lanchitas, que han salido de Benidorm en busca de los desaparecidos, regresaron sin hallar rastro alguno. Se afirma la creencia de que han perecido ahogados".

Unos días después el "Diario de Alicante" (27-10-1917) informaba sobre el hallazgo del cuerpo del alcalde desaparecido: "unos marineros llegados de Benidorm han traído la noticia de que ha sido encontrado en la playa del citado pueblo en el punto denominado «La Teulería» un cadáver que identificado ha resultado ser el del alcalde y médico de Benidorm Pedro Bayona que pereció en un naufragio, con otros marineros recientemente". El periodista añadía finalmente: "La noticia no ha sido confirmada oficialmente." La tradición oral de Benidorm dice que nunca apareció tal cadáver.

La muerte de su hermano permitió a Cosme Bayona permanecer como médico municipal de Benidorm hasta su jubilación en 1956, exceptuando el periodo de la guerra civil. Además ejercía la medicina privada (en su consulta y en los domicilios) y participó en campañas de erradicación de algunas enfermedades. En el aspecto profesional se ganó el respeto de todos por su valía. También por su trabajo como docente: no había en Benidorm ningún centro oficial de enseñanza secundaria y para suplir esa carencia se fundó una academia. Sobre ella escribía Vicente Llorca: "Más tarde, hacia 1928, surgió una Academia para alumnos de Segunda Enseñanza, instalada primeramente, en uno de los pisos de la Farmacia Vives, y formada por personas que aunque no reunían las condiciones legales de la profesión, sin embargo tenían una gran vocación, a la que algunos como el Doctor Bayona o el Comandante Llinares, añadían excelentes conocimientos sobre la materia que explicaban. Esta academia, establecida sin afán de lucro, permaneció abierta hasta la guerra civil y dio un resultado extraordinario, ya que era uno de los pocos centros de la provincia que obtuvo excelentes resultados en las pruebas a que estuvieron sometidos sus alumnos en los organismos académicos provinciales, siendo muestra de ello el número de profesionales que iniciaron sus estudios en ella" [8].

Pero además de la medicina tenía otra pasión, la política, y en ese campo sí que se ganó numerosas e intensas animadversiones. Son los dos aspectos que analizaré a continuación: su práctica de la Medicina y su actuación política.




2. Cosme Bayona Fuster médico.
En una época sin un Sistema Nacional de Salud que garantizara la asistencia sanitaria a todos el ciudadanos, algunos no tenían recursos económicos para acudir al médico. Por esa causa se había creado en muchos municipios españoles la figura del médico municipal que atendía gratuitamente a las personas sin recursos. Esta actividad era compatible con la práctica de la medicina privada en su consulta.
En aquellos años los médicos de pueblo atendían todo tipo de incidencias: partos, enfermedades, accidentes laborales, epidemias, etc.  Los diarios de la época citan varios casos de accidentados en la carretera que fueron atendidos por el Dr. Bayona. Además hacía las autopsias cuando hacía falta y firmaba las actas de defunción para el Registro Civil.

Una enfermedad muy grave que en otras épocas era incurable y generaba un gran rechazo social era la lepraActualmente sabemos que está muy relacionada con la pobreza, la alimentación deficiente y la carencia de higiene, circunstancias muy frecuentes en el siglo XIX y principios del XX en nuestra comarca. En 1909 se había creado el sanatorio de Fontilles y se inició un campaña de erradicación de la lepra a la que el Dr. Bayona se sumó a partir de 1920. El Ayuntamiento también se implicó asumiendo los gastos del traslado de los afectados al mencionado sanatorio; consta que al 1931 lo hizo con Salvador Iborra [9].
Este dato es notable puesto que, por la alarma social que generaba, la lepra no se nombraba en la documentación municipal. Esta referencia es una de las pocas que tenemos. En el siglo XIX la lepra había sido muy frecuente en la comarca de la Marina y por el Boletín de la Cámara de Comercio de la Provincia de Alicante de 1892 sabemos que ese año había ocho familias leprosas en Benidorm [10]. Hasta el 1941 no se descubrió un medicamento efectivo, las sulfonas.

El año 1930 el Dr. Bayona participó en la campaña de erradicación de otra enfermedad muy extendida en aquellos años: el tracoma. Su propagación era notable en las familias más pobres puesto que es una infección que se produce sobre todo donde hay poca higiene, con escasez de agua y medicamentos. Son las moscas las que propagan la enfermedad, especialmente a los niños más pequeños que pueden contagiar a los adultos por contacto directo. Por eso la higiene de la cara y manos era fundamental para los niños y también para los adultos en contacto con ellos.
El tracoma es una inflamación de la córnea y de la conjuntiva causada por la bacteria Clamydia trachomatis. Produce lesiones en esas partes del ojo que pueden provocar la ceguera. En dicho año se creó en Benidorm un dispensario anti-tracomatoso que atendía también a varios pueblos de la comarca. Al frente del dispensario estaba el Dr. Bayona.

También actuó con éxito en algunas epidemias. El 18 de julio de 1931, con la Segunda República recientemente instaurada, el alcalde de Benidorm informaba al pleno municipal que varias familias habían solicitado se otorgara "un voto de gracias al médico titular don Cosme Bayona Fuster por su comportamiento profesional en la última epidemia gripal de los meses de marzo y abril último". La corporación dejó constancia en el acta del "reconocimiento del Ayuntamiento por su labor realizada" [11]. No objetó su trabajo profesional a pesar de que, desde el punto de vista político, el desacuerdo con el médico era grande.

Sabemos que su salario como médico municipal era de 183 pts. mensuales en 1928, equivalentes a 2.196 pts. anuales [12]. Para comparar hay que tener presente que el salario medio de un trabajador de Benidorm era de 105 pts. mensuales (1.260 anuales). Como contraprestación tendría que atender gratuitamente a 52 familias pobres [13].
En el "Libro-Registro Salida de Documentos" y con fecha 4-3-1936 encontramos que también atendía de forma gratuita a los carabineros de Benidorm: "A teniente carabineros. Manifestando que el Médico encargado de asistir gratuitamente a las fuerzas de carabineros de este municipio lo es el titular Don Cosme Bayona Fuster" [14].

El cargo del Dr. Bayona implicaba, además, ser inspector municipal de sanidad y tenía que emitir varios informes. Uno de ellos fue necesario para solucionar una antigua y poco higiénica costumbre: verter las aguas negras desde el final de la calle Condestable Zaragoza, donde hoy está la plaza de la Señoría, hasta la playa del Mal Pas que se había degradado por esa causa. En el archivo municipal se encuentra un "Expediente instruido por varios vecinos denunciando las malas condiciones en que se encontraba el tirador de basura enclavado en la calle de las Rocas [antigua denominación de Condestable Zaragoza]". Tiene fecha del 29 de agosto de 1933. Un grupo de vecinos se habían quejado de las molestias que ocasionaba y Francisco Farach Pérez como alcalde y Cosme Bayona como inspector municipal de sanidad lo recorrieron. Ese mismo día el Dr. Bayona emitía informe negativo y recomendaba su cierre inmediato. El alcalde tardó casi dos meses en informar al pleno municipal y no se indican las causas de tal dilación: "los vecinos de aquella barriada acuden en quejas por el mal olor que despide, por ello acompañado del médico Inspector Municipal hemos reconocido dicho tirador y después de examinado el estado en que se encuentra el Sr. Inspector me informa que inmediatamente debía clausurarse en bien de la salud pública" [15]. El pleno aprobó la construcción de otro "tirador", y que se contratara al albañil Bautista Grau Orts para hacer una pila y una conducción de arcaduces cerámicos hasta el mar. En el libro municipal de gastos de 1933 se indica su coste: "Diciembre 20, tirador basura y arreglo completo 419 pts."

También actuó como inspector municipal de sanidad en 1936. Fueron años de gran sequía y de escasez de agua potable, un problema secular del Benidorm tradicional. La escasez se veía agravada por la contaminación y se registraron algunos casos de cólera. Por esa causa el 2 de febrero de 1936 se enviaba al inspector provincial de Sanidad de Alicante un oficio a solicitando el análisis del agua de dos aljibes destinados a la venta al público: "adjunto tengo el honor de remitir dos botellas de agua que se abastece esta población propiedad de […] Doña Isabel Pérez Solera y Don Jaime Pérez Navarro […] por si tiene a bien ordenar su análisis". El día 22 de febrero el Dr.  Bayona enviaba otro oficio al Inspector Provincial de Sanidad informando que el agua estaba contaminada y se debía  esterilizar pero el Ayuntamiento no lo podía hacer por carencia de recursos [16].

Poco después de estallar la guerra civil dejó de ser médico municipal, ocupando ese cargo Miguel Martorell Lloret. El Dr. Bayona continuó con la medicina privada pero en 1937 fue militarizado y tuvo que trabajar en el Hospital de Sangre que estaba en Canfali. Era la antigua residencia de los Payà expropiada por el gobierno de la República y convertida en Hospital Militar nº 8. Cosme Bayona ejerció de médico: "He resuelto que los médicos y practicantes civiles que figuran en la siguiente relación, pasen a servir los destinos que a cada uno de ellos se les asigna, con la asimilación que también se indica, exclusivamente para efectos administrativos y durante el tiempo que presten servicio, surtiendo efectos para haberes esta disposición. [...] 
Para la clínica núm. 8  D. Cosme Bayona Fuster, asimilado a teniente médico" [17].

Después de la guerra civil la actividad médica del Dr. Bayona destacó en la erradicación de dos enfermedades infecciosas que constituían la principal causa de mortalidad en esa época: la tuberculosis y el paludismo.

a) La tuberculosis, también denominada tisis, era una enfermedad altamente contagiosa y contra la cual durante muchos años no se dispuso de una medicación efectiva. En Benidorm, en la década de 1930, era la primera causa de muerte por enfermedad infecciosa según datos del Registro Civil. Las causas de esta elevada mortalidad eran más bien sociales. Las malas condiciones generales de vida de las clases más humildes, particularmente de la vivienda o del trabajo en condiciones de hacinamiento, favorecían su transmisión por inhalación, especialmente entre los familiares más directos. Además se veía agravada por la escasa alimentación de la guerra y la posguerra. Cómo no se podían cambiar esas condiciones sociales se insistía en la higiene, pero con poca efectividad.
Hasta el descubrimiento del estreptomicina en 1944 y posteriormente de otros medicamentos, no tuvo cura efectiva. Los primeros años era una medicina muy escasa en España pero en Benidorm los marineros podían traerla de contrabando. Finalmente su difusión permitió que su incidencia menguara notablemente y aquí el Dr. Bayona tuvo un lugar destacado.

b) El paludismo, también conocido cono terciana, malaria o intermitentes, era una enfermedad endémica de Benidorm que en el pasado había causado una elevada mortalidad. La lucha antipalúdica se inició a la década de 1920 y continuó durante la Segunda República. Un remedio era la quinina y en Benidorm los marineros la traían habitualmente. Para prevenir la enfermedad, en 1936 eliminaron las larvas del mosquito anopheles que la transmitía. Para ello se vertió petróleo en las balsas y acequias donde se reproducían. Además se desecó la zona pantanosa que  había en el Rincón del Oix. Al llegar la guerra civil estas medidas de prevención se abandonaron y la enfermedad se reavivó. El año 1942 afectó a casi el 70 % de la población, lo cual suponía graves problemas económicos porque, aunque no tenía una mortalidad alta, obligaba a dejar de trabajar. Cómo se producía sobre todo en verano, afectaba también a los veraneantes y creaba una pésima imagen de cara al turismo. Según José Bayona: "bien pocas familias se vieron libres de ella. Los afectados, mientras no desapareciera la enfermedad, eran seres inútiles en su ocupación, pues el día que quedaban libres, entre los dos de fiebre alta, quedaban tan menguados de fuerza que no podían dedicarse al trabajo" [18].
Para evitar esos inconvenientes se volvió a la lucha antipalúdica y esta vez con éxito ya que se erradicó en poco tiempo, hacia el 1945. Se cambió la lucha contra las larvas por la lucha contra los adultos con insecticidas como el DDT y otros. Los enfermos se trataban con plasmoquina, atebrina y quinina y se les hacía análisis de sangre. Aquí fue importante la actividad de los doctores Bayona y Martorell. Se habilitó un dispensario antipalúdico en el Colegio de Nuestra Señora de los Dolores en octubre de 1943. Ambos médicos atendían el dispensario a tiempo parcial, compaginando su atención con las otras dedicaciones.

Un testimonio interesante para conocer la actuación profesional del Dr. Bayona lo proporcionó Encarnación Lloret Devesa "La Corrilla", nacida en Benidorm en 1901. En unas declaraciones hechas en 1965 explicaba: "inicié mis trabajos con el médico Don Cosme Bayona en calidad de enfermera. Entonces no había practicante. Yo tenía que ayudar en todo. Lo mismo inyectaba que asistía en sencillas operaciones. Todo desinteresadamente. Tanto el médico como yo caminábamos horas y horas para combatir el paludismo, desde el «racó» hasta la «cala». El doctor Bayona siempre estaba presto a ayudar por caridad y yo con él asistí a gentes muy pobres, a gitanos, a todo el que necesitara de nuestros servicios" [19].
Los testimonios orales de algunas personas que lo conocieron personalmente en sus últimos años como médico coinciden en afirmar que era muy apreciado por todo el pueblo debido a su eficaz trabajo profesional. Era habitual en esa época que las familias pagaran una "iguala", una cantidad fija mensual o anual, y a cambio el médico los atendía siempre que lo necesitaban.  Acudía con rapidez y resultaba muy efectivo por lo cual las familias estaban satisfechas con el sistema.
Algunos testigos dicen que como era un buen médico le perdonaban el "mal genio" que tenía en los últimos años de su vida profesional. Si llegas al final de este artículo entenderás que motivos no le  faltaron para que su carácter se agriara a partir de 1944. Por eso lo que perduró en el recuerdo de los benidormenses fueron los grandes servicios que les había prestado.




3. La actuación política de Cosme Bayona Fuster.
La ideología de Cosme Bayona Fuster fue siempre conservadora por lo cual tuvo simpatizantes en las derechas y detractores en las izquierdas. Según Vicente Llorca antes de la Segunda República fue el representante más destacado del partido liberal: "Los últimos tiempos del Partido Liberal, antes de proclamarse la segunda República, fueron encabezados por el Dr. Cosme Bayona" [7]. Por los documentos de su proceso judicial sabemos que también militó en la "Unión Patriótica" durante la dictadura de Primo de Rivera.

Por esos años, en 1930, encontramos un intento por parte de un concejal de Benidorm para quitarle el cargo de médico municipal. La argumentación utilizada por su detractor no parece consistente y sí fruto de una rivalidad personal o más probablemente política. En el acta de la sesión de la Comisión Permanente del 10-5-1930 leemos: "el segundo teniente alcalde D. José Llorca Zaragoza manifiesta que el Médico Titular e Inspector Municipal de Sanidad de este Municipio Don Cosme Bayona Fuster desempeña el cargo de Presidente del Sindicato de la Comunidad de Regantes […] del Riego Mayor de Alfaz del Pi y Benidorm y según previenen las ordenanzas de dicha Comunidad […] este cargo es incompatible con cualquier cargo que ejerza autoridad ó jurisdicción  […] aquel cargo merma tiempo para dedicarse a la profesión del cargo que ostenta para este municipio".
Es muy discutible que ser médico municipal supusiera tener un cargo con "autoridad ó jurisdicción" que lo inhabilitara para presidir la comunidad de regantes. A pesar de esto los presentes aprobaron por unanimidad pedirle que renunciara a uno de los dos cargos por incompatibilidad. Cosme Bayona se negó y el 17-5-1930 se volvió a hablar de su dimisión: "el Inspector municipal de Sanidad, Síndico y Presidente del Sindicato del Riego Mayor de Alfaz del Pi y Benidorm hace ya cuatro ó cinco años que desempeña el cargo y no se ha reclamado con el mismo. […] D. José Llorca Zaragoza manifiesta que si bien es cierto que no se ha reclamado por parte de los propietarios de agua hasta el día de hoy […] ello no escusa su incompatibilidad […] no se exige más que el cumplimiento de la ley" [20].

El "Diario de Alicante" del 14-4-1928 reproducía la convocatoria para la elección de cargos para el Sindicato del Riego Mayor de Alfaz del Pi y Benidorm de acuerdo con el nuevo reglamento de 1927 que fue impulsado por Cosme Bayona.



La comisión municipal permanente ordenó a Cosme Bayona que renunciara al cargo de médico municipal. Pero el Dr. Bayona recurrió la decisión y el 5-7-1930 el gobernador civil le dio la razón dictaminando que la mencionada comisión se había extralimitado en sus funciones porque no tenía competencias en ese tema y anuló su acuerdo.

Durante su etapa al frente del Sindicato del Riego Mayor del Alfaz Cosme Bayona fue el impulsor del reglamento de 1927, un magnífico trabajo de organización y también de gran valor como fuente histórica dado que la mayor parte de los trabajos sobre dicho Riego lo citan como fuente de información [21]. Durante la Segunda República y la guerra civil la sequía fue una realidad penosa y constante y la Séquia Mare fue casi el único aporte de agua potable que tuvo Benidorm. 
Tan sólo por estos importantes aspectos el Dr. Bayona se merecía el reconocimiento de todos, pero ya hemos visto que las rivalidades ideológicas no dejaban ver los aspectos positivos de su gestión al frente de la Séquia Mare.

Este incidente nos recuerda otro aspecto de Cosme Bayona: el de propietario agrícola puesto que para ser presidente del Riego Mayor era necesario poseer horas de agua de dicho riego. Tenía propiedades en lo que ahora es la Colonia Madrid, en el Salt de l'Aigua y en l'Alfàs de Baix, probablemente heredadas de sus padres, dada la antigua costumbre de los hombres de la mar de invertir los beneficios de su actividad marítima en tierras de cultivo. Evidentemente Cosme Bayona no podía cultivarlas y las arrendaba a otras personas. Era habitual en esa época utilizar el sistema del "mitger" (mediero en castellano) que consistía en que el arrendador cultivaba las tierras a cambio de repartirse la cosecha a medias con el propietario.

Durante la Segunda República la mentalidad derechista del Dr. Bayona hizo que la animadversión hacia él se incrementara. En febrero de 1936 el triunfo del Frente Popular agravó la convivencia social y supuso el inicio de una violencia que desembocaría en la guerra civil en julio de ese año. Aunque en Benidorm la situación no fue tan grave como otros municipios, sí que  había un ambiente de revancha. La expulsión del párroco de Sant Jaume, Juan N. Segarra Segarra, es una prueba. Tenemos también el testimonio de Miguel Riaza Marina, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos de la Diputación Provincial de Albacete que veraneaba en Benidorm: "al llegar a Benidorm el día 12 de julio de 1936 era del dominio público el concepto de derechista de D. Ramón Rodríguez Pérez [secretario municipal] y la decisión (así se decía) de matarle en unión del Médico Cosme Bayona tan presto estallara la revolución" [22].
Afortunadamente, la actuación decidida del alcalde Jaume Ferrer Nomdedeu impidió que esas palabras se convirtieron en realidad y en Benidorm no se produjo ningún muerto por violencia política por parte de las izquierdas ni tampoco de las derechas finalizada la guerra. También se respetaron las propiedades de la mayoría de los habitantes, entre ellas las de Cosme Bayona. 
Pero que respetaran su vida y propiedades no quiere decir que no se tomaran medidas contra él. En el acta del 13 de septiembre de 1936 se explica que debido a su actuación política no merecía que la República "le tuviera consideración alguna" y se aprobó por unanimidad su destitución como médico municipal e inspector de sanidad, nombrando para el mencionado cargo al doctor Miguel Martorell Lloret.

En el año 1938 el desarrollo de la guerra resultaba muy negativo para el ejército republicano y se extendió la idea que la quinta columna saboteaba todas sus acciones. Se inició una investigación de enemigos de la República que desembocó en numerosas detenciones, a veces basadas sólo en sospechas. Benidorm también sufrió esta situación y ese año encarcelaron por breve tiempo algunos vecinos sospechosos de simpatizar con el bando sublevado. Entre ellos estaba Cosme Bayona [22].

Pedro Bayona Fuster, hijo del Dr. Bayona, había sido movilizado por el Ejército Popular de la República. El 21 de marzo de ese año aparecía su nombramiento en el "Diario Oficial del Ministerio de Defensa" en una relación de practicantes civiles que adquirían la condición de militares: "concederles la categoría de aspirantes provisionales de la Sección Auxiliar Facultativa del Cuerpo de Sanidad Militar, por el tiempo que dure la campaña". Se indicaba que residía en Benidorm, en la Plaza de Canalejas [24].
En mayo de 1938 el Ayuntamiento de Benidorm recibió comunicación de la 17ª Brigada Mixta informando que Pedro Bayona Fuster había desertado del ejército republicano y había pasado al sublevado. El pleno municipal decidió enviar copia íntegra del escrito al comité del Frente Popular [23].
Posteriormente la Comandancia Militar de Cataluña publicaba en La Vanguardia (5-7-1938) la orden de presentación urgente de un grupo de oficiales; entre ellos el oficial practicante de Sanidad Pedro Bayona Fuster. Una orden inútil porque hacía mes y medio que estaba al bando contrario.
Pedro Bayona era entonces, con veinte años, estudiante de Medicina. Al pasar al bando sublevado lo encerraron primero en un campo de concentración por miedo que fuera un espía y posteriormente lo destinaron a la primera línea en una unidad de requetés. Finalizada la guerra tuvo que repetir el servicio militar y finalmente pudo concluir sus estudios y obtener el título de médico. Ejerció un cierto tiempo en Benidorm pero finalmente se trasladó a Reus donde permaneció hasta su muerte. Son datos aportados por su hijo Pere Bayona Escat.

Si en 1938 la situación del Dr. Bayona era delicada, el que su hijo hubiera pasado al bando contrario complicó su situación en Benidorm y lo hizo todavía más sospechoso de "desafección a la República". Según testigos orales, las autoridades republicanas lo obligaron a trabajar gratis en las zanjas por la conducción de agua potable desde la Font  de Carreres hasta Benidorm. Por los documentos de su proceso sabemos que se colocó "un artefacto explosivo" en su domicilio que, afortunadamente, sólo ocasionó daños materiales pero se había atentado contra su vida y la de su familia. También indica esa fuente que fue juzgado en Alicante por un tribunal republicano y encarcelado junto con su esposa. Cosme Bayona estuvo encerrado en la Prisión Provincial de Alicante hasta que fue liberado por las autoridades franquistas tras la ocupación de la ciudad a finales de marzo de 1939.


Casa "San Pedro", en Benidorm. Era una casa de campo, residencia veraniega del marino Pedro Bayona y después de su hijo Cosme Bayona.





4. Los últimos años del Dr. Cosme Bayona.
Con todo lo que hemos visto está perfectamente clara la ideología conservadora del Dr. Bayona y la animadversión y persecución de las izquierdas hacia él. Al finalizar la guerra civil, su situación cambió radicalmente y los vencedores premiaron su fidelidad: en 1939 la nueva corporación municipal le devolvió su cargo de médico municipal. Su vida había recuperado el ritmo de antes de la guerra y así permaneció durante los primeros años de la postguerra, los más duros.

Pero en 1944 su destino cambió repentinamente. Las autoridades franquistas lo procesaron y condenaron por uno de los delitos que consideraban más graves: haber sido miembro de la masonería [24].
Es un hecho muy conocido que esta asociación, durante la Segunda República, fue abanderada de las ideas democráticas y republicanas. Pero en esa institución no se discriminaba a nadie por sus ideas. Su carácter filantrópico, basado en principios de fraternidad y de ayuda a los más necesidades se adecuaba muy bien a la ideología y a la praxis del Dr. Bayona por lo cual ingresó en dicha asociación. El suyo no fue un caso singular; hubo un grupo de masones de ideas derechistas, incluso falangistas.

Los masones fueron considerados por el régimen franquista como sus peores enemigos y procesó y condenó a todos los que pudo. Incluso al médico Cosme Bayona Fuster cuya trayectoria política fue claramente favorable al bando ganador. El "Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo" lo encausó por pertinencia a la francmasonería. 
La investigación sobre él se había iniciado en 1941 según consta en un escrito remitido al Colegio Oficial de Médicos de Alicante de fecha 25 de junio de ese año. Revisando los archivos incautados a la masonería se había encontrado una ficha que mostraba su ingreso en la logia Constante Alona de Alicante el 14 de abril de 1924 con el grado 1º de aprendiz y con el nombre simbólico de Darwin. Se indicaba que además "En Cuadros Lógicos de la Logia CONSTANTE ALONA nº1 de Alicante de 15 de Agosto de 1926 y 10 de Agosto de 1927, figura relacionado COSME BAYONA FUSTER".

Ficha de Cosme Bayona en la logia Constante Alona Alicante nº 3, aunque en los documentos del proceso se indica siempre la nº 1. El Dr. Bayona alegó que lo habían inscrito sin su consentimiento y que nunca había pagado ninguna cuota ni asistido a ninguna reunión. El tribunal consideró probada su pertenencia a la masonería pero valoró positivamente que no hubiera tenido ningún cargo dentro de ella.



Más tarde se añadió al expediente un dato sorprendente: Cosme Bayona había militado en partidos de izquierdas: "El Gobierno Civil de la Provincia de Alicante en escrito de fecha 11 de los corrientes [julio de 1944], participa que Cosme Bayona Fuster era de filiación izquierdista, antes del G.M.N. [Glorioso Movimiento Nacional] habiendo militado en los partidos de dicha tendencia".

Con estos datos el Tribunal Especial tenía elementos más que suficientes para actuar. Así lo indicaba en un documento fechado el 18-8-1944 y con un sello de SECRETO: "Después de tomadas las oportunas notas del escrito [...] procedente de la Dirección General de Seguridad [...] relativo a COSME BAYONA FUSTER [...] el cual se documenta con certificación de antecedentes masónicos expedida por la Sección Especial de los que del expedientado obran en el Archivo de la misma, debiendo significar a V.E. que dicho individuo no ha presentado hasta la fecha la declaración de retractación prevenida". 
Observamos que el tribunal añadía un nuevo elemento en contra del Dr. Bayona: no había cumplido con la obligación de retractarse de la masonería.
Por tanto se inició un proceso contra él: "Seguidamente se cumplió lo acordado y quedó registrado el presente sumario en el libro correspondiente, con el número anotado al margen [907/1944]. Doy fe". El proceso se inició el 10-8-1944 y concluyó el 17-4-1948.

En el sumario se incluye una certificación del secretario municipal de Benidorm, Ramón Rodríguez Pérez, a favor de Cosme Bayona. Reproduce un fragmento del acta del 13-9-de 1936 en la que consta cómo la corporación municipal de la República decidió por unanimidad destituir a Dr. Bayona como médico municipal: "la conducta seguida por el Médico Inspector municipal de sanidad Don Cosme Bayona Fuster el cual como político tiene mucho que desear no creyendo que su actuación es merecedora para que la República tenga que tenerle consideración alguna." Curiosamente lleva fecha del 1 de mayo de 1939, varios años antes del inicio del proceso.
A continuación se incluye en el sumario un escrito, fechado el 4 de mayo de 1939, es decir con la guerra recién finalizada como el anterior. Estaba firmado por "Don Juan N. Segarra Segarra y Don Basilio Martínez Cura párroco y coadjutor respectivamente de la Iglesia Parroquial de esta población de Benidorm". Los dos sacerdotes certificaban que el Dr. Bayona pertenecía a una familia profundamente religiosa y que siempre había sido un protector de la Iglesia y su influjo en el pueblo fue efectivo hasta que en 1936 se le destituyó como médico municipal: "su valiosa influencia local ha sido impuesta siempre en las diferentes ocasiones para que fuese respetada la Religión y Cultos hasta el año mil novecientos treinta y seis ha podido conseguir que no sufriera ningún daño y gozara de tranquilidad el desenvolvimiento del culto pero a partir de esta fecha ha sido perseguido no obstante ha continuado durante el movimiento protegiendo a los que por el cargo de sacerdote nos encontrábamos en situación apurada, recogiendo una religiosa en su casa. Su proceder y conducta son intachables y de verdadero afecto y simpatía a la España Nacional".  

A continuación sigue la declaración del propio Dr. Bayona fechad el 22 de febrero de 1945. En ella intentaba desmontar las pruebas que el tribunal tenía en su contra y así evitar su procesamiento:
- Afirmaba que nunca había pertenecido a la masonería "ni solicitado el ingreso en la citada secta".
- Por esa causa, afirmaba, no presentó la declaración de retractación.
- Su militancia en partidos de izquierda, tal como afirmaba el Gobierno Civil de Alicante se limitó a un único partido, "al partido de Acción Republicana al advenimiento de la República". Había sido fundado por Manuel Azaña y sorprende que el Dr. Bayona hubiese militado en él por ser de una ideología que chocaba con sus ideas conservadoras.
Finalmente recordaba que su familia había sido perseguida por las autoridades republicanas y él había sido encarcelado.

A pesar de todo lo anterior el Juez Especial de Alicante, con fecha 22-2-1945, decidió declararlo procesado en dicho sumario ya que "los hechos relacionados revisten los caracteres del delito definido en los artículos 1º y 4º de la Ley de primero de marzo de 1940; y de lo actuado resultan indicios de criminalidad contra COSME BAYONA FUSTER por lo que procede acordar su procesamiento".
Indicaba también el juez que dado el tipo de delito era pertinente la prisión provisional pero añadía que "atendidas las circunstancias y la falta de peligrosidad del encartado, procede acordar su libertad provisional". Por tanto los informes favorables sí habían sido tenidos en cuenta. Pero debería presentarse al tribunal siempre que fuese requerido y estaba obligado a comunicar cualquier cambio de residencia.
También estaba el tema económico ya que de acuerdo con la ley se podía exigir la responsabilidad civil a Cosme Bayona, cuyas propiedades (inmuebles y tierras), se habían valorado en 50.000 pts. Por eso el juez indicaba que "se debe poner este auto en conocimiento del Tribunal de Responsabilidades Políticas" que imponía sanciones económicas a los condenados por ese tipo de hechos políticos.

El día siguiente, es decir el 23 de febrero, se presentó el pliego de cargos contra él: pertenencia a la masonería y no haber presentado la declaración de retracción.
A este pliego de cargos El Dr. Bayona contestó con un escrito de descargo fechado el 25 de febrero. Resulta curioso el primer párrafo pues relaciona la masonería con el fomento del turismo: "después de recordar los tiempos de la fecha 14 de Abril de 1924 en la que se dice ingresé en la Masonería resulta que por aquella fecha en conversaciones que Alicante necesitaba fomentar el turismo, etc. y a este fin constituir Sociedades recreativas a las que debíamos contribuir los que vivíamos en los pueblos, no obstante hice caso omiso de ello".
Sin embargo, continuaba explicando, nunca perteneció a la masonería: "podríase sin mi voluntad expresa inscribirme en la logia a que hace referencia; pero puedo asegurar de una manera terminante que no aporté cantidad alguna, como tampoco satisfice cuota ninguna y lo que es más claro ni conozco esta sociedad ni me personé en ninguna reunión, de donde se desprende mi ignorancia de pertenecer a ninguna logia." 
Finalmente explicaba que por esa causa no había podido "hacer retractación alguna ya que como digo anteriormente ignoraba pertenencia a ninguna logia ya que, repito, ni me lo pusieron en mi conocimiento ni presentaron alguno de cobro ni me citaron a reunión alguna".   

El siguiente documento es el "AUTO DE TERMINACIÓN" que lleva fecha de 28-2-1945. Confirma la pertenencia a la masonería del Dr. Bayona con lo cual queda claro que el juez instructor Tomás Pereda Iturriaga no otorgó credibilidad a su afirmación de que lo habían inscrito sin su consentimiento. También recogió que había militado en Acción Republica al principio de la República y la persecución que había sufrido "durante el dominio rojo".
Su conclusión era que el Dr. Bayona debía ser juzgado por el delito de pertenencia a la masonería ya que era responsable en concepto de autor sin que existiesen circunstancias que modificasen su responsabilidad. La pena propuesta era la de reclusión menor en su grado más bajo de doce años y un día. Como penas accesorias estaban la inhabilitación para cargos públicos, una sanción económica y las costas:
"CONSIDERANDO que los hechos referidos [...] están recogidos en la Ley de 1º de marzo de 1940 y sujeto por lo tanto el procesado a sus sanciones, sin que le sean de aplicación las circunstancias modificativas de responsabilidad, por lo tanto el Juez Instructor eleva como
PROPUESTA DE PENA la de reclusión menor con sus accesorias correspondientes.
SE DECLARA TERMINADO el presente sumario que pasará al Ministerio Fiscal para calificación y una vez efectuado elévese al Tribunal".

La vista de la causa 10.810 se celebró en Madrid y allí tuvo que acudir el Dr. Bayona. Fue el 13 de marzo de 1945 a las 18 horas "en la Sala de Audiencias del Tribunal con citación del Sr. Fiscal y del procesado". Se indica en el acta que "interrogado el procesado por el Sr. Fiscal y Excmos. Srs. Vocales,se ratifica en sus anteriores manifestaciones y añade que no ha sido masón, únicamente un amigo suyo lo captó, pero no recuerda haber asistido a ninguna tenida. Fue de Acción Republicana y expulsado del mismo y si ingresó fue por oponerse a los socialistas. [...] Que traerá al Tribunal certificación de la abjuración que hará." Además entregó al tribunal dos documentos que el tribunal aceptó y que se adjuntaron al sumario.

El primero de ellos era un escrito de Miguel Riaza Marina, ingeniero de la Diputación de Albacete. Daba fe de que el médico Cosme Bayona durante la guerra civil ayudó a personas de ideología de derechas, tanto de Benidorm como de otras localidades. Es un testimonio interesante porque nos ayuda a entender la actividad del Dr. Bayona en aquellos difíciles años: "Puede resaltarse que estando él perseguidísimo, no vaciló en acudir diariamente a las casas de los que no tenían radio para comunicarles las noticias de origen Nacional y alentarles con su ejemplo y optimismo. Como médico no vaciló en certificar cuando fue preciso para salvar a los entonces llamados facciosos, recordando, entre otros, el caso de D. Carlos de Lambea, inspector de Unión y el Fénix español quien gracias a los repetidos certificados del Sr. Bayona, pudo eludir el presentarse en Madrid, donde le hubiera ocurrido algo desagradable. Desde el punto de vista económico, he de decir que estando él arruinado por la horda no cobró a ninguno de nosotros sus honorarios, para ayudarnos a soportar nuestra indigencia y si alguna vez sus hijos pescaban ó le sobraba alguna cosa de comida, nos la enviaba a los más necesitados, aun quitándoselo él de la boca.
[...] he de añadir que estando yo muy perseguido y oculto, el Sr. Bayona se atrevía á ir por casa dos veces al día: por la mañana para comunicarme noticias mientras yo no tuve radio, ó á contrastar las que yo tenía y por la tarde á hacerme la tertulia y con ello más llevadero mi encierro. Me hizo valientes certificados Médicos gracias á los que no me sacó de casa la policía con ocasión de una redada de indocumentados (yo lo era) y á virtud de otro certificado y de informes verbales sobre mi salud que dio, evitó, de modo sorprendente, en aquel entonces, que una ronda de policía que fue á Benidorm con el exclusivo objeto de detenerme y ponerme a disposición del Tribunal Popular de Alicante, se me llevara, librándome seguramente de la muerte".  

El otro documento que Cosme Bayona entregó al tribunal era un certificado firmado por Francisco Ronda Vives y Miguel Soler Sebastià indicando que eran primer teniente de alcalde y concejal del Ayuntamiento de Benidorm en 1925. Estas dos personas hacían constar que "en reunión celebrada bajo la presidencia del Sr. Delegado Gubernativo en el mes de Septiembre del año mil novecientos veinticinco fué elegido por unanimidad Presidente de UNIÓN PATRIÓTICA de esta localidad Don Cosme Bayona Fuster."
Habían firmado el certificado el 4 de mayo de 1939 y con él el Dr. Bayona quería dejar claro que al año siguiente de su ingreso en la masonería presidía un partido conservador que apoyaba el golpe de estado militar de Miguel Primo de Rivera, algo que suponía, sería del agrado del tribunal.

Pero estas declaraciones y testimonios no convencieron al fiscal que elevó a definitivas las conclusiones del Instructor.·A continuación, el mismo día pero ya sin la presencia de Cosme Bayona se hacía constar en el acta: "se reunió el Tribunal en sesión secreta acordando unánimemente dictar sentencia condenando al procesado a la pena de doce años y un día de reclusión menor, accesorias legales y lo conveniente en cuanto a responsabilidades civiles."
Pero a continuación el acta añadía un dato sorprendente: el tribunal "acordó dirigirse al Gobierno sugiriendo la conveniencia de conmutar la pena impuesta por la de inhabilitación y separación". Había tenido presente su actuación durante la República y la guerra civil y la persecución que había sufrido por sus ideas.

El siguiente documento es la SENTENCIA que ocupa un folio por sus dos caras. En los cuatro primeros considerandos repite la argumentación del fiscal y las penas indicadas en el acta. La novedad viene en el quinto:
"5º: CONSIDERANDO: Que cumplidas así las prescripciones legales en cuanto a penalidad, el Tribunal hace constar expresamente que la pena impuesta la reputa notoriamente excesiva, teniendo en cuenta la concurrencia de cinco circunstancias favorables al procesado, que son: el escaso grado obtenido en la secta, toda vez que no pasó del grado primero, la poca actividad desarrollada en la misma, ya que no desempeñó cargos, el pronto apartamiento, las persecuciones sufridas durante el dominio rojo y por último su escasa peligrosidad [...] el tribunal acuerda dirigirse respetuosamente al Gobierno que rige los destinos de la Nación sugiriendo la conveniencia de conmutar la pena impuesta por la sanción de inhabilitación y separación que preceptúa el artículo 8º de la Ley de 1º de Marzo y se sugiere asimismo la posibilidad de que pueda conservar su cargo en la Sanidad Municipal de Benidorm".

Finalmente se incluye el fallo del Tribunal, que fue publicado el 17 de marzo y del que el secretario del Tribunal informó personalmente al Dr.  Bayona. En él se especificaba:
"FALLAMOS: Que debemos condenar al procesado COSME BAYONA FUSTER como autor de un delito consumado de masonería [...] a la pena de DOCE AÑOS Y UN DÍA DE RECLUSIÓN MENOR y accesorias de inhabilitación y separación absoluta perpetua para el ejercicio de cualquier cargo del Estado, Corporaciones Públicas u Oficiales, Entidades subvencionadas, Empresas concesionarias, Gerencias y Consejos de administración de empresas privadas, así como cargos de confianza, mando y dirección de los mismos, separándoles definitivamente de los aludidos cargos."
En una providencia de ese mismo día 17 de marzo se indica que debía cumplir la prisión atenuada en su domicilio "con la obligación de presentarse los días: diez, veinte y treinta de cada mes ante el Sr. Comandante Jefe de la Guardia Civil".

El juicio contra el Dr. Bayona había sido rápido pero la burocracia posterior para conmutarle la pena que el propio tribunal había solicitado fue mucho más lenta.  La Presidencia del Gobierno comunicaba con fechas del 15 de junio y de 30 de noviembre de 1946 "la propuesta de conmutación de pena formulada por este tribunal con arreglo a la cual puede conservar su cargo en la Sanidad Municipal de Benidorm".
El 3 de agosto de 1946 se enviaba el Comandante Jefe del Puesto de la Guardia Civil de Benidorm un oficio del Servicio de Ejecutorias del "Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y del Comunismo" indicándole que se había aceptado la conmutación de reclusión menor y que por tanto ya no estaba obligado a presentarse tres veces al mes en el cuartel de la Benemérita de Benidorm.
Hay otro oficio dirigido al Ayuntamiento de Benidorm con fecha 20 de enero de 1947 indicando que la inhabilitación quedaba reducida a los cargos políticos y sindicales y que podía conservar el cargo en la sanidad municipal.  

El levantamiento del embargo de bienes fue aún más lento. El 17 de abril de 1948 el Servicio de Ejecutorias del citado tribunal comunicaba a la Audiencia Provincial de Alicante que en "la causa número 10.810, correspondiente al sumario 907-1944 del Juzgado Especial número Dos de los de este tribunal seguida contra COSME BAYONA FUSTER [...] y conmutación de pena acordada por el Consejo de Ministros, tengo el honor de poner en su conocimiento que por parte de este Tribunal no existe inconveniente para el levantamiento de los embargos que se trabaron sobre los bienes del mismo al tiempo de su procesamiento."
Pero los trámites se dilataron y hasta el año 1963 no le levantaron el embargo de bienes que como hemos visto se habían valorado en 50.000 pts.

Esta condena por masonería pesó como una losa en el Dr. Bayona y su familia, ignorándola sistemáticamente sin querer hablar nunca de ella. En Benidorm todo el mundo lo sabía pero no menguó el afecto por él ni la admiración por su valía personal y profesional.

Su nieto Pere Bayona me comunicó el siguiente:  "El abuelo murió en la ciudad de Valencia y lo fueron a enterrar en Benidorm; cuando llegó el coche con el ataúd, sin que sus hijos pudiesen decir nada, lo cogieron entre gente del pueblo y lo trajeron "en hombros" hasta el panteón familiar. Era una persona muy estimada que a menudo dejaba dinero bajo las almohadas de los enfermos que visitaba para que compraran comida."

En 1975, diez años después su muerte, Benidorm lo recordó  con un artículo en la Revista Oficial de las Fiesta Patronales y en agradecimiento nombró reina de las fiestas de ese año a una de sus nietas, a Pilar Bayona Escat.
Posteriormente el municipio puso el nombre de Metge en Cosme Bayona a la calle Leonor Canalejas en cuyo nº 2 había vivido y trabajado. Fue profeta en su tierra a pesar de haber sido perseguido por la izquierda y la derecha. Una víctima más de aquella vorágine de odios y de irracionalidad de la guerra civil que tanto de dolor trajo a nuestro país.



NOTAS.
AMB: Archivo Municipal de Benidorm.
  [1] AMB Acta del Pleno del 17-5-1936.
  [2] AMB 5203/7
  [3] Sin firma: "Breves aspectos biográficos de Don Cosme Bayona médico de la villa", ROFMP 1975
  [4] “Diccionari de Benidorm”, entrada Bayona Fuster, Cosme. Por Eusebi Chiner.
  [5] AMB 6016/1.
  [6] AMB 5128/6.
  [7] "El Pueblo"  diario de Valencia, 14-12-1917.
  [8] Llorca Zaragoza, Vicente: “Algunos aspectos de la vida histórica de Benidorm durante los siglos XIX y primer tercio del XX”, 1982.
  [9] AMB 4822/7.
[10] “Diccionari de Benidorm”, entrada lepra. Por Eusebi Chiner.
[11] AMB Acta del Pleno del 18-7-1931.
[12] AMB 4822/7
[13] Revista "Medicina Canaria", 28-3-1932.
[14]  AMB 4813/20.
[15] AMB 5154/12; AMB Acta del Pleno del 22-10-1932; AMB 5195/7
[16] AMB 4813/20.
[17] Circular del Ministerio de Defensa, 30-8-1937.
[18] Bayona Vives, Josep: “Benidormeries”, 1999 pág. 134.
[19] "Benidorm Boletín del Ayuntamiento de la Villa", nº 69, abril 1965.
[20] AMB 4820/5
[21] Amillo Alegre, Francisco: “Historia de Benidorm...”, año 2013, pág. 223
[22] AMB 7661/1.
[23] AMB Acta del Pleno del 15-5-1938.
[23] Diario Oficial Ministerio de Defensa nº 68, 21-3-1938.
[24] Sumario 907-44 contra Cosme Bayona Fuster por masonería. Centro Documental de la Memoria Histórica, Archivo. Salamanca, TERM,1080.